jueves, 26 de julio de 2007

Gracias

Ayer noche se presentó en los espacios abiertos de la Galería de Arte Nacional de Caracas una selección de mis textos poéticos "Lugares olvidados", editado por Monte Ávila Editores. Igualmente se presentó una antología poética de Edda Armas y otra de Ana María Oviedo. Fue realmente un rato cordial, hondo y verdaderamente inolvidable. Mis textos fueron presentados por Belkys Arredondo, quien los enmarcó dentro del panorama de la poesía actual del mundo. Nadie con más propiedad que ella, voraz, acusiosa y exigente lectora de poesía, para hablarnos de las tendencias de la poesía actual y situarme allí. También se refirió Belkys a la dificultad para publicar que hemos tenido algunos poetas. A lo que habría que agregar, la dificultad de ser leído ya publicado tu libro. Conozco poetas y acusiosos lectores como Miguel Marcotrigiano, que aún habiendo publicado varios libros, no existe para la oficialidad cultural pública y privada de Venezuela, y sin embargo está en más de una antología extranjera. Lo cual no deja de ser un tanto injuisto y triste. De todos modos quiero decir que si bien he sido casi inédita e invisible durante más de una década también es cierto que mis poemas han sido leídos públicamente desde 1983 y aparecieron también en el Papel Literario de El Nacional en dos oportunidades y en la Revista Nacional de Cultura. Previamente he publicado la plaquette "Matarilerilerón" (El Pez Soluble, 1999) y "Acto de fe" (La liebre libre, 2001), libro de tema medieval que fue escenificado en el museo Sacro en 1997 por la actriz Juliana Cuervos. Mi amigo el novelista Carlos Noguera fue quien publicó mis poemas en la Revista Nacional de Cultura y ha sido bajo su sugerencia que realicé la selección que Monte Ávila presentó anoche. Yo honestamente me había resignado a ser inédita, pero bajo su estímulo he llegado finalmente a ver el grueso de mis libros inéditos publicados. No puede menos que agradecérselo públicamente, como lo hice anoche, y lo hago ahora en este espacio. Los poetas somos seres solitarios y complicados, por lo general. Encontrar amigos que nos apoyen y estimulen como Belkys o Carlos es una rara suerte. Yo he tenido la suerte infinita de haber tenido la cercanía de diversos escritores y escritoras extraordinarios: Hanni Ossott, Alfredo Armas Alfonzo, Elena Vera, Adriano González León, Alejandro Oliveros, entre los que vienen a mi memoria. Infinitas gracias.

Caracas, 26 de julio de 2007

3 comentarios:

Miguel Marcotrigiano dijo...

Enhorabuena por tu libro... Espero tenerlo pronto en mis manos una vez esté de regreso. Saludos. M.M.L.

Aramakao dijo...

FELICITACIONES BEA
LASTIMA NO PUDE IR
UN ABRAZO

Vestir la sombra dijo...

días sin entrar a internet.

y encontrar estas palabras escritas con la sencillez de una poeta de la que siempre se esperan poemas.

muchos que recuerdo aún no publicados.

que se abra el cielo para tí y te celebremos.

b.