viernes, 8 de agosto de 2008

CASA Y ARCÁNGEL EDDA ARMAS

EL ARCÁNGEL

El arcángel visitaba nuestro cuarto
cuando nuestros padres se dormían

pactábamos los juegos

nada de desollar
las almohadas
y mucho menos las ovejas

ni abrirle un piquete a las sábanas
con el desorden de las piernas

nada de llenar los medios vasos
con agua de lluvia

Lavar las heridas no nos salva.


///


NUNCA RUINA

debe ser pecado (...) que
no dejes de dolerme.
Luzmaría Jiménez Faro


El amor los deja huérfanos
No te vayas, se dicen
igualados, el uno con el otro

la casa que no existe para ellos
la buscan en su propio cuerpo
herida en él podrá ser
pero nunca ruina.


Estos dos poemas pertenecen al más reciente libro de poemas publicado por Edda Armas, Casa y arcángel, amiga poeta venezolana que es una de las voces contemporáneas más sólidas que tenemos.

P.S.: Me disculpo por haber abandonado a los blogeros que me visitan las últimas semanas. He estado algo complicada de tiempo y de ánimo. Un afectuoso saludo blogero.

1 comentario:

raga dijo...

"nunca ruina..."

me robo la frase

dos besos, y ánimo amiga

P.D. Me encantó escucharte en el recital el otro día... buenísimos tus poemas, todos.