martes, 21 de julio de 2009

"Anotaciones" de Rafael Cadenas

Finalmente R.P. y yo hemos dejado de vernos, o ahora, si nos tropezamos, nos vemos con distancia. Nos conocemos hace 20 años, pero no creo que salvemos esa brecha, como otras veces. Y está bien. Nuestro tiempo de locura compartida se acabó. Nos queda lo que nos dimos, y lo que tenemos en común: ser personas inquietas, creativas, hedonistas, el gusto por ciertos cantantes, cierto tipo de música, ciertos placeres. Y entre otras cosas, nuestro respeto y afecto por el poeta Rafael Cadenas. Releyendo las "Anotaciones" de Cadenas ha sido inevitable pensar en R. P., su fervor por Cadenas. Como un acto de nostalgia, pero también de reflexión, dejo aquí fragmentos de "Anotaciones". Aunque supongo que R.P. no las leerá, (tal vez nunca ha leído este blog), debe estar preparando, planificando su viaje allende las fronteras, debe estar en tantas cosas que se ocupa en estos días inciertos. Una parte de mí no dejará de quererlo, otra, sigue adelante, en su camino inevitablemente solitario.
"ANOTACIONES" DE RAFAEL CADENAS
(Fragmentos)
El poeta moderno habla desde la inseguridad. No tiene más asidero que la vida. Seguramente una voz queda le dice en los adentros: la época de las causas terminó. Ya no puedes aferrarte a religiones, ideologías, movimientos, ni siquiera literarios. Se acabaron las banderas. Pero este desengaño lo libera para luchar en otra clave por lo que religiones, ideologías, movimientos dicen defender: lo religioso, lo humano, lo valedero.
Esa voz, que parece la del nihilismo, podría ser más bien la voz de la vida que deea recuperarnos.
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
La quiebra de la lengua es la quiebra de la cultura, de la sociedad y del espíritu. Es tan indeciblemente importante enseñarla bien. Debía ser el eje de la educación en la escuela, en el liceo, en las escuelas de letras. Con todo, ningún Estado le da importancia. Sin ese instrumento, dice Pound (en El arte de la poesía), el propio Estado se va al diablo.
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
La raíz del desdén hacia la literatura es el desdén hacia la lengua. Quien vuelva la mirada hacia el instrumento que le sirve para expresarse, la volverá también hacia el arte de usarla o servirla.
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
La poesía puede acompañar al hombre, que está más solo que nunca, pero no para consolarlo sino para hacerlo más verdadero. Por eso tiende a ser seca, dura, sobria. Además, ¿qué consuelo puede haber?
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
En la poesía se ha de sentir el sabor de eso que siendo lo más presente, no conocemos.
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
¿Por qué escribo como lo hago? Es algo que se me impone, a lo que no debo ofrecer resistencia, contra lo que no debo luchar. Es mi habla.
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
Estoy lejos de exquisiteces. La cultura, en mi sentir, no está asociada a ellas sino a un sentimiento ante la vida como cosa que siéndola nosotros nos sobrepasa.

1 comentario:

Amargos de Mandarina dijo...

Beatriz, he visitado tu blog, excelente. Lo pondré de link en el nuestro, si hay algún incoveniente me lo haces saber.
Saludos
María Elena