jueves, 29 de abril de 2010

Poetas de El ojo errante. Hildegart Acosta

En el bosque nocturno
los viejos árboles
preservan
el secreto

Ana María del Re

NOCHE

La inquietud insomne

volátil

trepa en un árbol
entreteje su fronda

Mira
con ojos vegetales
aquellos que dejamos

o perdimos

Evoca
tardes flotantes
desvanecidas calles

un adiós
que nunca fue

la palabra
que extraviada
busca.

Lágrima
que inerme brota

en devastada noche.

Hildegart Acosta

2 comentarios:

GEORGIA dijo...

Este poema acaricia...

Beatriz Alicia García dijo...

Me contenta que los poemas que coloco tengan esas virtudes. Gracias por tu comentario Georgia. Besos