sábado, 8 de enero de 2011

ENTONCES SI PODEMOS HABLAR DE LOCURA ANNE?

Debiste haber tenido tanto de Monet
y de bosques encendidos,
ser la gran inundación
que termina con los ferrocarriles y los levanta
de nuevo en la sonrisa. Como un faro sin arrecifes
y solamente la playa que le lame sus botas.
Estar tan sola con tus ejecutivos y vendedores de seguros
que creiste te dieron todo el amor que tuviste
y estando de sanatorio en sanatorio
veías que aún era demasiado el que pedías
o muy poco el que habías recibido.
Entonces sí podemos hablar de locura Anne?
Por qué tan doloroso ese gesto de manos cruzadas?
Y llegas como un buque avanzando
con la proa violenta y premiada
y así te conocí en Wellesley y tenías la edad que tengo yo ahora
y jugamos al tic tac toe o tocamos el piano juntos:
hablo que otras muchachas son como tú fuiste
y no te molestes
porque ellas escriben confessional poetry
y enseñan en los colleges y se suicidarán también
hablando de las autopistas que he construido
y los vacíos ya mutilados. Sin embargo Anne
tu retrato no se mueve de mi escritorio
y tus palabras, mejor dicho, esos marbetes con los que jugabas
le hacen cosquillas a mis relojes y mi vacío
y todo el silencio que puedo guardar en bolsas de papel
te lo comes tú como si fuera half chocolate
half ocean. No creas que no critico eso Anne Sexton
sino que a veces yo también te devoro.


ALEJANDRO SALAS.
Nació y murió en Caracas (1960-2003). Poeta, narrador, traductor, curador de arte, estudió en la Escuela de Artes Plásticas Cristóbal Rojas. Trabajó como editor para Monte Ávila Editores. Entre sus libros de poesía pueden mencionarse: "Coloquio bajo la sombra de un piano" (1978), (de donde he tomado el poema "Entonces sí podemos hablar de locura Anne?"); "Señales de solsticio" (1979), "Textos para antes de ser narrados" (1980) y "Erotia" (1986).

2 comentarios:

maria candel dijo...

Hola Beatriz
Que bueno encontrarte en uno de mis paseos de domingo en la tarde.
Estamos pendientes para las clases de poesía.
Un fuerte abrazo y todo lo mejor para este año que comienza.

Beatriz Alicia García dijo...

Gracias por visitar mi blog, María. Fue un gusto visitar el tuyo.