miércoles, 21 de noviembre de 2012

JARDÍN DE PÁJAROS ÓSCAR WONG

Devastación y polvo. Y después la pesadumbre. El piar de pájaros resuena desolado. Y el Edén de aves pasa a ser un simple llano, un terreno que aguarda nuevas construcciones. La civilización avanza, devastando árboles, destruyendo el entorno, abatiendo el oxígeno. Ardillas y mariposas en el olvido yacen. Y la hechicera, con el sollozo contenido, sólo atina, como esos pajarillos huérfanos de su nido, a revolotear tras los cristales de su hogar. Sonora rosa en plenitud, la levedad de la mañana se aloja en el corazón de la Mujer que habla con la lluvia. Y en su alma la congoja crece, la savia inútil que se pierde en cada tronco, en cada rama, en cada raíz que se derrumba. La existencia entonces se detiene reprobando el zarpazo artero, el instante más violento que una Hija del bosque puede soportar. Y el llanto se vuelve una ventana abierta a la catástrofe, por donde el dolor penetra. Ahora sólo se percibe el sonido del bambú, como transparencia verde que se abre a la mañana. Y entonces surge la pregunta: ¿cómo rescatar la existencia, la vida misma que se abre como una intensa flor abierta al mundo? Mientras la barbarie se impone en todo su esplendor, El jardín de pájaros de MiBru ahora es un recuerdo que se apaga. http://poesiadewong.blogspot.com