miércoles, 7 de marzo de 2007

Postal insomne

“La palabra no es el sitio del resplandor, pero insistimos, insistimos, nadie sabe por qué” Rafael Cadenas, Memorial

Postal insomne

Tengo la ilusión de que mi ya algo añeja vocación literaria me salva de algo. Aunque a veces me entran las dudas. Esta intemperie, esta saña con apetito de abismo me requisa, me pone contra la pared, y confundo la escritura con el beso de mis demonios. Es difícil establecer fronteras en medio de esta desnudez cotidiana que soy. A veces estoy aquí adentro, mirándome, mirando al mundo; otras veces no sé dónde estoy, soy esa rutina azorada, esa mujer agarrando calle, esa mujer fregando platos, esa mujer sobreviviente de alguna catástrofe, que no tiene nombre ni alma ni cuerpo siquiera. Hasta que algo duele, algo da placer, algo angustia y entonces sé que estaba ahí, estoy ahí, agazapada, entre la piel y el mundo, entre la piel y esta ciudad que amo y odio; melancólica, guerrera y dulce; abriéndome, como una flor, cerrándome, como un muerto; abriéndome como un labio que desea, cerrándome como un sueño que se apaga; abrazándome a todo con una embriaguez temeraria, encerrada en mí como quien vanamente busca descifrar un enigma.

Caracas, 1 de marzo de 2007, 2:15 am.

(Para Carlos Eduardo, por confiar en que mi silencio literario no era definitivo)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Beatrçiz, te felicito por el blog, el texto que màs me gustò es el que dedicas a Carlos Eduardo. Incluye algunos de tus poemas.
Nana

Beatriz Alicia García dijo...

Querida Nana, me contenta tu visita. Claro, en cualquier momento cuelgo algún poema. Hace un tiempo que no escribo poemas pero siempre tengo muchos inéditos y en la despensa.

Liliana dijo...

Bea mi querida amiga, la palabra es la esencia de nosotros mismos, por eso a veces ilusion a veces realidad, nunca podra ser callada aun por nosotros mismo, seria negarnos como entes vivientes, esa mujer que describes somo cada una de esas mujeres que estamos comprometidas con la vida ilusoria/real, cuando te conicí pense que tan distinta a mi, pero el tiempo nos a unido en ese mundo interior tan tuyo, tan mio, me encanta tu dualidad, ese compromiso contigo y no con las fachadas diarias, si esa mujer de lo trajico a lo supremo, asi somos unas cuantas, y estoy orgullosa de ser tu amiga, mi agridulce ser, y asi te quiero...y que mas da a quien le importa ;-) quizas algunos seres que se dignan a disvariar o a jugar a SER!!!