lunes, 12 de marzo de 2007

Postal para exorcizar la ira

Hoy es un día como para tapar los espejos. Imágenes vergonzantes me aprisionan. Me acarician algunos afectos y araño como un gato aterciopelado. Me enrosco en mi rabia, maullo mis incertidumbres. No soy buena, no soy mansa. Escribo por exorcismo, por descolocación. Como todo el mundo tengo mezquindad y egoísmo en mi alma como ternura, como amor. Hoy quisiera escribir improperios, golpear a alguien, pero tengo el raro hábito del silencio, y el de la soledad. Entonces vengo a la página en blanco a escribir insultos silenciosos contra el mundo, a pedir taima, please. A buscar no sé qué reconciliación plausible con la raza, con la ciudadanía, o por lo menos con el gremio; mientras mis hermanas van a una excelente charla nueva era sobre la autoestima. Yo me dije: “—Tú lo que necesitas hoy es silencio, chama”. Y me quedé lidiando con mis demonios.

Coda: Este rincón parece confortable. ¿Una vez más me llamo a engaño? 22 años atrás otro diario, tiempo después destruido, inició el juego, me ató a las letras como otros se atan a un cuerpo, a una costumbre. Tal vez, sí, al igual que Bryce escribo con el secreto designio de que me quieran, pero sabiendo que la página es blanca, solitaria, que lanzar una botella en la web quizá no es muy distinto a lanzarla al mar. Los excelentes cuentos iracundos de Stefania Mosca que leo para mi tesis de maestría sospechosamente se parecen demasiado a mi estado de ánimo de los últimos días. Mi padre ha empezado a cantar tangos y baladas con su guitarra. Se acabó la tregua, damas y caballeros, Chao por hoy.

10 de marzo de 2007, entre 5:30 y 6:00 pm.

5 comentarios:

Verónica Cento dijo...

Me gustó mucho encontrar esa botella lanzada en la web.
Supongo que muchos hacemos lo mismo, esperando que algún desconocido tome las palabras y haga con ellas un delirio.
Quizás nuestras palabras cambien a un desconocido...

Muy buen post, Beatriz!
Un beso

Beatriz Alicia García dijo...

Gracias por tu visita Verónica. La escritura es una vocación solitaria, y la posibilidad de dialogar siempre conforta.

Beatriz Alicia

Vestir la sombra dijo...

Hermosos textos.

Llenos de vida y sinceridad.

cosa nada fácil.

b.

Juliana dijo...

De acuerdo con Verónica. Muy buen post, Bea.
Ya ves, al fin pude entrar. Bienvenida a la blogosfera.

Un beso

Beatriz Alicia García dijo...

Me contenta ir encontrando frases de amigas y amigos (conocidas (os)y desconocidas (dos)en mi blog. Entré a esta nueva aventura quizá con algo de temor, pero con entusiasmo. Gracias por acompañarme.

Besos,

Bea